El abandono de cualquier participante o bien uno o los dos miembros de cualquier equipo debe ser comunicado tan pronto como sea posible a la organización.

A partir de las 18:00h. la organización habilitara vehículos para recoger y trasladar a meta a los participantes que decidan abandonar, que obligatoriamente deberán hacerlo en los avituallamientos (hay uno cada 18-20 km. +/-), salvo por accidente o avería grave.

En caso del abandono de un miembro de los equipos, el otro podrá continuar la carrera, pero no contara para las clasificaciones.

Accidente: Llamar lo antes posible al teléfono de la organización que figura en el dorsal e indicar la posición de la forma mas precisa, (a ser posible enviando una ubicación por Whatsapp)

  
No notificar un abandono puede desencadenar una operación de búsqueda y rescate que obviamente conlleva gasto para la Organización. Estos costos, si los hay, se cargará al participante que omitió informar a su retirada.

El tiempo máximo para concluir la prueba será de 15 horas, para cualquiera de las dos modalidades: Maratón o Ultra-Maratón. 

A lo largo del recorrido existirán 10 avituallamientos líquidos y sólidos, y otros 12 puntos de abastecimiento líquido, situados en los puntos marcados en el mapa de la prueba.

Sé establecerán unos tiempos máximos de paso por los diferentes controles, los participantes que no lleguen a dichos controles a tiempo serán eliminados, debiendo continuar en el coche de la organización hasta la meta.

En caso de querer seguir la marcha, deberán entregar su dorsal, y lo harán como usuario normal bajo su propia responsabilidad.

La organización se hace responsable de trasladar hasta la zona de meta a los participantes que por problemas mecánicos o físicos abandonen la prueba, pudiendo sus bicicletas ser trasladadas en vehículos diferentes a la zona de meta donde serán custodiadas por la organización.

gran ruta celta-01