Es obligatorio el uso del teléfono móvil por los competidores durante todo el recorrido de la GR Celta 2015. (Con el numero que se indique al inscribirse para una posible localización por parte de la organización)

Es obligatorio el uso de un casco adecuado para ciclismo. El incumplimiento de esta norma será sancionado con la expulsión de la competición.

Se deberá colocar el CHIP según las instrucciones que se facilitara por la organización para el control de los tiempos.

Es obligatoria la colocación del dorsal en la parte delantera de la bicicleta, de forma visible durante toda la competición, los participantes que no porten este dorsal se consideraran ajenos a la prueba y no tendrán derecho a disfrutar de ninguno de sus servicios, ni la organización tendrá ninguna obligación legal sobre ellos.

De esta forma cualquier participante que se niegue a acatar las normas de la organización durante el desarrollo de la prueba, será despojado de este dorsal, quedando desde ese momento excluido de la prueba, no teniendo la organización ninguna obligación legal sobre el mismo, ni derecho esta persona a disfrutar de los servicios que ofrece la organización, excepto el servicio en meta.

La inscripción de la prueba conlleva una autorización implícita sobre los derechos de las imágenes que se tomen durante el transcurso de la misma, así como en los 10 días previos y posteriores a la misma. De esta forma la organización tendrá derecho a la libre utilización de estas imágenes para fines legislativos, divulgativos o promocionales, en posteriores ediciones.

La aceptación del presente reglamento implica obligatoriamente que el participante autoriza a la organización de la prueba la grabación total o parcial de su participación en la misma, presta su consentimiento para que pueda ser utilizada su imagen en la promoción y difusión de la prueba, de todas las formas posibles (radio, prensa, video, foto, DVD, internet, carteles, medios de comunicación, etc.) y cede todos los derechos relativos a la explotación comercial y publicitaria que la organización considere oportuno ejecutar, sin derecho por su parte a recibir compensación económica alguna.

La Organización no se hace responsable de ningún accidente del que pudiera ser causa o víctima el participante, como tampoco se hace solidaria de los gastos ni las deudas que pudieran contraer los participantes durante la marcha, ni de los extravíos o averías que pudiesen sufrir las bicicletas u otro equipamiento de los participantes. 

Para tal efecto es obligación de cada participante estar en posesión de la correspondiente licencia federativa o licencia de un día, que son los encargados de cubrir estos percances. Según la legislación vigente la organización tan solo está obligada a proporcionar la asistencia medica básica si fuera necesaria, y el traslado de los posibles accidentados al centro médico concertado a tal efecto. Para este menester la organización dispondrá de las correspondientes ambulancias y médicos.

Todo participante en la marcha se compromete a estar a un nivel físico adecuado, que le permita completar la distancia y poder cumplir con las medidas establecidas por la organización.

gran ruta celta-01