La bicicleta de montaña, es una actividad de ruta, competición y ocio que se desarrolla en la naturaleza, y que su impacto en el entorno sea lo más bajo posible, es una responsabilidad de todos los participantes y organizadores de pruebas deportivas.

Rogamos que se sea respetuoso con el entorno natural por el que transcurre el recorrido de la GR Celta; No tirando basura, envoltorios, botellas o restos de los avituallamientos, no circulando fuera de los caminos, no tomando atajos que dañen a la vegetación, respetando a los peatones, teniendo cuidado con los animales en los caminos, no dejando tirado ningún recambio, etc.

El Director de la prueba puede descalificar a cualquier participante que no respete el medio ambiente o las propiedades privadas que se atraviesan durante la prueba, expulsándoles de la prueba sin posibilidad de continuar en ella.

gran ruta celta-01